Tithe or Seed Online Visit with people across the planet as they share their experience of living the Spiritual Principles of Abundance and Prosperity
Tu eres el que prepara la tierra con tu apertura, tu disponibilidad y actitud gozosa al dar; y sobre todo tu corazón y tu intención hacia Dios.
— John-Roger, DSS
Submit Your Story

Di un gran salto de fe e inicié mi propio negocio hace un año...

El negocio se llevo todos nuestros ahorros iníciales. Sin embargo yo sabía que El Señor cuidaría de nosotros. A mi siempre me sorprendía las maravillosas historias de éxito, en el “club de los 700” de la televisión, de las personas que daban su diezmo. Yo quería iniciar bien mi negocio, así que empecé a dar el diezmo de el 10 porciento de todo ingreso, desde antes de abrir mí tienda. Los primeros 3 meses dimos diezmo de todas las ventas de la tienda y de todas las ventas de mi esposo. Yo recé para que el negocio creciera rápidamente ya que necesitábamos el ingreso. Recé para que despegara en 3 meses. Milagrosamente al inicio del tercer mes el periódico nos obsequió gratis la primera página!!! Dios hizo que esto fuera posible, no había duda en mi mente. La enorme foto y el artículo sobre el negocio iban a aparecer en el magazine del periódico, pero debido a un problema con la foto, no funcionó y decidieron ponernos en la primera página de nuestro periódico local. Las ventas y los productos a consignación empezaron a derramarse sobre nuestro negocio ese mes. Las ventas llegaron a un tope record. Sin embargo, el siguiente mes deje de dar el diezmo. Me preocupaba no poder pagar otras deudas. Entonces las ventas bajaron a un nivel neutral, pagábamos la renta y las deudas, pero había muy poca utilidad, en los siguientes 8 meses estuve considerando cerrar el negocio. Después de mucho estrés y lagrimas dije: ¡yo se la respuesta a este problema! Inicia nuevamente a dar tu diezmo y no vuelvas a parar. Hoy fimos a la iglesia de nuestro vecino y yo les firme un cheque lo mas rápido que pude. No puedo esperar para ver las bendiciones en las que Dios esta trabajando ahora. Yo se en mi corazón que mientras yo sea obediente con el diezmo, El Señor hará cosas sorprendentes en nuestras vida. Entre mas das mas recibes. Siempre!

M.J.

He estado dando mi diezmo y sembrando por 2 años...

Y mantengo un imán de dinero desde hace un año. Sin embargo, en estos últimos meses debido a gastos y a estar un poco apretado de fondos baje mi diezmo a 1 porciento y un mes no di nada de diezmo. Recientemente, por recorte de personal, me despidieron de mi trabajo y he estado aun más preocupado de si voy a poder seguir dando el diezmo. Después de volver a leer “Dios es tu Socio”, me di cuenta que no me puedo dar el lujo de no dar diezmo. También me hice consciente de muchas, muchas bendiciones y milagros que han estado presentes en mi vida desde que empecé a dar el diezmo y que yo no había relacionado con el diezmo. Creo que lo más grande que me ha sucedido ha sido un cambio en mi conciencia. De alguna manera me siento elevado, cuidado y no estoy apegado ni preocupado por el dinero. Cuando estoy dando diezmo las cosas parecen fluir, siempre tengo suficiente y me siento continuamente bendecido. Me siento tan feliz de haberme reconectado con mi fe y de tener a Dios como mi socio. Se siente mucho gozo al estar sembrando y dando el diezmo. Voy a continuar dando el total del 10 porciento porque eso es lo que siento correcto dentro de mí, es como si fuera el número mágico.

A.L.

Últimamente he estado leyendo muchos libros sobre prosperidad...

Pero solo uno el de Catherine Ponder menciona el diezmo. Así que decidí hacerlo con el siguiente cheque de mi salario, que por cierto fue el de ayer. Di el 10 porciento de mi ingreso bruto a mi iglesia. Después de enviar el cheque pagué el resto de mis cuentas y pensé que tendría solo lo suficiente para pagar todo y no habría ningún sobrante hasta que llegara el cheque de mi esposo mas adelante. Verifiqué mi saldo esta mañana y me di cuenta que habían descontado un cheque que no recordaba que había dado. Esto debía sobregirar mi cuenta pero después de pagar mis cuentas y ese cheque todavía tengo un saldo en el banco. No tenia idea que el diezmo funcionara tan rápido. Dios es verdaderamente milagroso.

Como mama que trabaja en casa no tenia ingreso para dar diezmo...

Mi esposo recibía el salario y era mi responsabilidad pagar las cuentas. Habíamos tocado brevemente el tema del diezmo pero a el le solo le interesaba dar pequeñas contribuciones a organizaciones locales que hacían algo por la comunidad. Era una gran idea, lo se, pero no era dar diezmo. Yo sentí que era importante respetar sus deseos. En ese entonces yo no daba diezmo con regularidad. Estábamos apretados de dinero y nuestras familias nos ayudaban con algo de dinero. Empecé a trabajar solo 4 horas a la semana, dando clases de baile a niños y adolescentes y decidí que como ese ingreso era mío, iba a dar el 10 porciento de diezmo. Que eran aproximadamente como $25 al mes. Después decidí empezar a dar el 1 porciento del salario de mi esposo que era menos de la cantidad total que yo ganaba cada mes. Entonces empezaron a suceder cosas. Los bonos de el trabajo de mi esposo empezaron a llegar y básicamente se doblo su ingreso mensual. “Recordamos” que teníamos inversión que podíamos usar, esta inversión la usábamos para pagar nuestros prestamos de beca estudiantil. Después descubrimos que nuestro viaje a Los Angeles para que Liam, nuestro hijo, recibiera su bendición de bebe, iba a ser pagado totalmente – de hecho mi papa y mi hermana estaban “discutiendo” quien iba a pagar nuestro cuarto de hotel!! Pensé que esto era muy chistoso! Luego empecé a sembrar y recibí una oferta para quedarme con la clase de baile de otra persona en el estudio que se iba a retirar y eso triplicaría mis horas, iniciando septiembre y espero también un aumento en la hora clase. Después aparece el papá de mi esposo con un gran cheque para nosotros de un dinero obtenido por un seguro. Luego aparece mi mamá con otro gran cheque de dinero que ella había estado ahorrando para nosotros. En ese momento decidí decirle a mi esposo lo que había estado haciendo. Ya no podía no decirle, se emocionó tanto como yo al ver la conexión entre el diezmo y la siembra y todos los ingresos tan interesantes que habíamos estado recibiendo. El no me dijo que dejara de hacerlo y me imagino que es un paso en la dirección correcta. Como siguiente paso, en los siguientes meses voy a aumentar a 5 porciento el diezmo del cheque del salario de mi esposo. Es un riesgo pero no veo como no puedo tomarlo. He estado dando el 10 porciento de los incrementos/regalos que he estado recibiendo desde que empecé a dar el diezmo, mientras que antes en los regalos que recibíamos los dos como familia solo daba el 1 porciento. A veces da miedo, y puede parecer raro, pero así lo siento dentro de mi, pero luego me recuerdo a mi misma, que estoy brincando hacia un precipicio y SI hacia los brazos de Dios. Ah!! Que bien se siente ¡!! En este momento aún tenemos algo de deuda pero es con 0 porciento de interés y pudimos ponerla dentro el presupuesto y esperamos pagarla en su totalidad para fines del 2008. Me encanta pagar mis cuentas cada mes y me emociona saber que nos estamos dirigiendo a nuestra meta de no deudas en un futuro muy cercano y para el próximo año, el 2009, empezar a ahorrar y POR SUPUESTO hacerlo con Dios como nuestro Socio.

S.S.

Recientemente me despidieron de mi trabajo de 14 años...

Aunque me preocupaba el dinero entre otras cosas; daba un diezmo mayor de lo normal. Siempre he estado luchando conmigo sobre esto. En la siguiente semana descubrí que había recibido una indemnización de 26 semanas de sueldo y que había un trabajo que venía en camino, ganando más de lo que había ganado en el pasado. Verdaderamente Dios tiene una manera de hacer que todo funcione.

C.W.

Tango 27 años...

Desde hace tiempo sé acerca del diezmo pero siempre he dado excusas para no darlo. Cuando mi esposo y yo éramos novios, cada vez que recibía un acenso daba el diezmo pero yo nunca estuve convencida de hacerlo. Después leí un articulo sobre el diezmo en el internet y leí: Malachi 3: 8 – 10 y pensé en poner a Dios a prueba. Había echo solicitud para el puesto de Gerente de Recursos Humanos y me invitaron para una entrevista. Me llamaron y me comentaron que habían decidido escoger dos personas para el puesto y habían creado un puesto para mí como segunda persona para ser asistente del Gerente de Recursos Humanos. La oferta era de más del 100 porciento de lo que yo estaba ganando y ahí vi la mano de Dios en todo esto.

Primero quiero dar gracias infinitas a Dios...

Por haber tocado mi corazón y permitirme vivir de acuerdo a su voluntad. La anécdota sobre el diezmo que quiero compartir empieza cuando yo tenía un trabajo en un lugar de comida rápida, tenía un horario muy extenso y no tenía tiempo para asistir a la iglesia local. Esto me entristecía mucho porque estaba atrapada por la política de la compañía y el horario de trabajo. Una vez hice un acuerdo con Dios y fue que Dios me permitiera tener un trabajo de acuerdo a su voluntad y si El me concedía esta petición yo le daría el 10 porciento de mis ingresos. Un mes después de haber hecho este acuerdo con Dios, Me llamaron de otro trabajo y ahora puedo disfrutar de más tiempo con mi hijo. Puedo dar más tiempo a la iglesia y lo que es más importante le ofrezco a Dios el 10 porciento de mi ingreso. Mi consejo personal es que a pesar de la situación actual a la que te estés enfrentando, los grandes hombres de Dios siempre han activado la mano de Dios al ofrecerle sus diezmos. Empieza hoy y abre la puerta del los cielos en tu favor. Dios los Bendiga a todos!!!!

C.A.B.

Soy gerente administrativo de una compañía...

Llamada www.ten-percent.co.uk,(www.diez-porciento.co.uk) situada en el reino unido mi trabajo es consultor para reclutamiento legal. Te estarás preguntando que esto que tiene que ver con el diezmo- bien desde el año 2000, hemos donado el 10 porciento de nuestras ganancias a obras de caridad, específicamente a las que tienen el principio de diezmo. Funciona – se siente maravilloso estar donando ganancias directamente a un fondo de caridad y poder apoyar proyectos alrededor de áfrica y el Reino Unido. Hemos adquirido vacas para enviarlas a Kenia, perforado pozos en áfrica del Este e igualmente una variedad de proyectos en el Reino Unido. Hago un llamado para que otros, muchos mas, todos los que sea posible hagan lo mismo. Aunque nuestra compañía es relativamente pequeña (5 empleados) hemos donado más de $60,000 a la fecha. Es alentador ver una página web que apoya los mismos principios.

J.F.

Estoy en mitad de mis 30’s y he estado involucrado con la iglesia desde...

Que tenía 8 años. Debo admitir que he tenido mis dudas acerca del diezmo. Siempre sentí que era para enriquecer a los Pastores. Mi vida cambió en 1997 cuando me casé y cambié de carrera. Después de trabajar en informática deje mi trabajo para convertirme en agente de seguros. No tenía un sueldo garantizado y acababa de comprar mi casa. Realmente tenía miedo. Vendí mi lote de acciones de empleado y recibí cerca de $40,000. Irónicamente el lote valía la mitad cuando entregué mi notificación. Milagrosamente la compañía que estaba dejando iba a ser absorbida por otra y las acciones se fueron hasta el cielo. En retrospección, Dios me estaba preparando para mi nueva aventura No estoy seguro pero debido a un incremento inesperado del precio de las acciones sentí algo dentro de mí que me impulso a dar el 10 porciento de diezmo ($4,000) a mi iglesia local. Los resultados ese año fueron fenomenales. Brotaban ventas por todas partes. No pasaba la semana sin que yo cerrara una venta. Yo era el vendedor numero uno en mi ramo, seleccionado como el novato del año y mi compañía cerro como una de las 10 con mas vendedores. También recibí un premio para asistir a una convención en México. Aunque estaba muy agradecido, en ese momento no atribuí el éxito al diezmo. Siendo tan joven (25 años en ese tiempo) de alguna manera sentí que yo era un gran vendedor. Inevitablemente las ventas empezaron a escasear y tuve que emigrar. Me tomo mas de 10 años poder formar mi propio negocio. El primer año fue un infierno parecía que trabajaba 10 horas diarias y no recibía ninguna recompensa. Mi relación con Dios volvió a ser muy buena y Dios me habló acerca del diezmo. Por primera vez tuve un entendimiento completo de los principios divinos y sus efectos. Entendí que el diezmo realmente no era acerca del dinero sino de nuestros corazones. No podemos decir que ponemos a Dios en primer lugar y luego nos rehusamos a dar los frutos de nuestros ingresos. Ahora entiendo lo que Jesús quiso decir cuando dijo: “busca primero el reino y todo se dará por añadidura”. Dar el diezmo es una gran manera de demostrar que estamos buscando primero a Dios. Invariablemente cuando lo hacemos, todas nuestras necesidades están cubiertas por nuestro Padre Celestial. Yo empecé a dar hasta el último centavo de todo lo que entraba a mi negocio o a mi cuenta personal. Los resultados fueron sorprendentes. Una vez tuve que elegir entre dar $1200 de diezmo o dejar de pagar una cuenta importante que podría afectar de una manera significativa mi negocio. Puse a Dios primero y el siguiente día recibí una carta de mis contadores informándome que el gobierno me debía $14,000. Las puertas empezaron a abrirse por todas partes. Cuando no daba el diezmo siempre estaba luchando por tener clientes. Desde que doy mi diezmo milagrosamente he tenido acceso a más de 20 de las cuentas más importantes de bancos y casas financieras en mi industria. Yo aliento a todos a que pongan su confianza en el señor Jesucristo y no retengan el diezmo. Dios no necesita nuestro dinero pero requiere de nuestros corazones. Cuando el corazón esta bien. él gustosamente libera toda la abundancia que ha prometido. Apoyo varios ministerios a través de mi cuenta de cheques en línea. En cuanto me llega el dinero inmediatamente envío mi diezmo y ofrendas con solo apretar un botón. Esto evita cualquier demora y confusión. Una vez que se que el dinero esta en camino a mi cuenta, envío mi diezmo aun antes de recibirlo. El corazón me dice ahora que incremente lo que doy ya que estoy viendo estos resultados sorprendentes tanto en mi vida familiar como en mi negocio.

D.A.

Al igual que todos, era muy escéptico acerca de dar el diezmo, hasta que...

Hace como tres meses decidí tomar el reto de Dios. Desde esa ocasión he visto como Dios se ha movido poderosamente en mis finanzas. Recibí dos aumentos de sueldo, el primero fue de 5 % y el segundo de un 15%. Ahora tengo paz perfecta en mi vida. Continuaré dando el diezmo hasta que el Señor me llame de regreso a casa.

S.L.

Tengo 25 años...

Cuando me case a los 22 años, mi esposo siempre decía, necesitamos dar de nuestro dinero a Dios. Yo nunca le creí y me lo quitaba de encima e ignoraba el hecho. Yo estaba a cargo de hacer todos los pagos, sabia cuanto dinero teníamos y que no era suficiente. Después leí varios libros acerca del diezmo y una línea realmente me sacudió, “Dios no quiere tus centavos”. Recordé tiempo atrás, cuando era una niña e iba a la iglesia, mi familia daba $1.00 cada domingo en el ofertorio. Así que crecí pensando que esta era la manera de dar el diezmo. No me cayó el 20 sino hasta después de dar varios diezmos que Dios realmente vierte sus bendiciones sobre ti cuando das de tus primeros frutos. Estamos en el ejército y cuando nos cambiaron no teníamos casi nada. Ahora puedo decir que con la ayuda de Dios, su amor y su guía, seguimos dando el diezmo y confiando que Dios cuidará de nosotros. Ahora, cada vez que me siento a balancear las finanzas puedo ver los incrementos, es sorprendente! No hay deuda, sólo un ingreso que esta creciendo y un aumento en la fe y amor hacia mi Dios. Traté de compartir mi historia con otros pero no pusieron atención en lo que tengo que decir, igual que como yo lo hice con mi esposo al inicio, pero realmente quisiera que pudieran ver como me siento y todos nuestros incrementos que hemos recibido desde entonces. Hace como un mes, empecé de tacaña con mi dinero ya que soy maestra y no iba a recibir ningún ingreso durante el verano (estoy en un plan de sueldo de 10 meses y no de 12) así que dejé de dar diezmo. Gran error, Dios se desilusionó. Me dí cuenta que todos mis ahorros y fondos de retiro/inversión se iban haciendo más pequeños o permanecían igual, ya no estaban incrementándose como lo hacían antes. Luego fui a la iglesia y dí mi ofrenda, era bastante generosa, después reviso mis cuentas y wow, el incremento era increíble. Era como si me hubieran regresado mi diezmo más otro poco. Tienes que confiar en Dios. Da, Da y Da. Serás bendecido milagrosamente, como mi esposo y yo hemos sido. En la parte inferior de los cheques que doy, en la línea del concepto escribo: El Propósito de Dios. El usará tu ofrenda para ayudar a otras personas y el sentimiento que tienes después de dar tu cheque es de paz y confort. Solo hazlo!

B.C.

Quiero compartir mi historia al igual que un testimonio...

Que Dios cumple su palabra con respecto al diezmo. He estado dando diezmo y dando de los primeros frutos por los últimos cuatro años y durante este tiempo, he sido bendecido enormemente. He visto aumentar mi ingreso en un 67% en cinco cortos años. Me he encontrado viviendo en lugares y pudiendo pagar y hacer cosas que nunca me hubiera imaginado! Lo mejor de todo es que tengo paz verdadera!.

N.K.

Nunca lo hubiera creído si no me hubiera pasado a mí personalmente...

Así que quiero compartir mi historia POR SI ACASO alguien esta preguntándose si funcionará o no el diezmo para ellos. HACE CUATRO DIAS encontré su página sobre el diezmo en internet y decidí donar el 10% de lo que estaba en mi cuenta de banco. Cabe mencionar que estoy desempleado y no tenia mucho dinero en ella (y mi renta estaba vencida) pero de todas formas doné $57 ya que sentí en mi corazón que era lo correcto. Okay esto fue hace cuatro días pero ahora CUATRO DIAS DESPUES recibo por correo un cheque de $475 de una de mis tarjetas de crédito que por error me habían venido cobrando una cantidad por años y ahora me la estaban reembolsando y también me daban una disculpa!! Nunca me había pasado nada igual! No tengo que decirles que estaré enviando $47.50 de diezmo en cuanto cobre el cheque. Se SIENTE MUY BIEN.. Especialmente durante el tiempo que me sentía impotente acerca de mi situación financiera. Sorprendente! Dar el diezmo y olvidarte de ello y sentirte bien de haber dado.. y pronto veras el milagro por ti mismo!.. ESPERA!!! Envié muy pronto mi historia porque no había acabado de abrir mi correo!!! La siguiente carta que abrí era una de un empleo anterior que tuve y me decían que todavía tenia algunas acciones de las que me había olvidad y si las firmaba me enviarían un cheque por $1500! Sorprendente, Soy tan bendecido.

J.L.